Colorimetría: Qué es y porqué deberías tenerla en cuenta siempre.

Actualizado: 3 de sep de 2020



¡Hola a todas! Si ya leíste el post donde hablo acerca de la importancia de la autoimagen en el asesoramiento de imagen, te va a servir saber sobre otro aspecto muy importante que forma parte de este asesoramiento: la colorimetría. También en mi canal de Youtube, vas a encontrar mucho material que te puede servir.


Arranquemos. Como su nombre lo indica, este concepto tiene que ver con el tratamiento del color y su relación con la imagen que cada una proyecta.


La podríamos describir rápidamente como el estudio de nuestra paleta con el objetivo de saber qué colores nos quedan mejor y cuáles deberíamos evitar.


En este post vamos a explorar en profundidad esta teoría y cómo aplicarla en nuestra vida diaria. Sin embargo, me gustaría aclarar que este blog no busca decirte qué podes o no podes hacer. Simplemente ofrecemos tips y compartimos conocimientos para que vos misma tengas las herramientas para sentirte mejor y más segura.



Colorimetría


Todos nacemos con un determinado color de cabello, de ojos y de piel; y estos rasgos forman parte esencial de nuestra identidad, de nuestra paleta personal.


La colorimetría forma parte del asesoramiento de imagen de una persona, y se encarga de armonizar nuestro aspecto y cómo somos percibidos por los demás. Conocer qué colores nos favorecen, hace que tomemos mejores decisiones al momento de elegir qué color de indumentaria y accesorios usar, qué tonos de maquillaje aplicar a nuestro rostro y cuál es nuestra colorimetría del cabello ideal en el caso de que quisiéramos teñirnos.


La paleta adecuada para vos produce un efecto de rejuvenecimiento, vitalidad y armonía. Es por eso que es de suma importancia conocernos a fondo, para desarrollar nuestro mayor potencial y sentirnos estupendas.


Tono y saturación de la piel


El tono de la piel es el color que éste posee como característica física. Por otro lado, la saturación es su intensidad, en cuanto a si el color es vivo o más decolorado y tenue.


En el asesoramiento de imagen se estudian estas variables porque son de importancia a la hora de saber si los rasgos de una persona, tales como piel, ojos y cabello, poseen suavidad o tienden a la intensidad. Este análisis determinara el grado de saturación del rostro de una persona.



Sistema 4 estaciones




El sistema de las cuatro estaciones fue elaborado por Carole Jackson, y presentado en su libro “Color me beautiful” en los años 80’s. Se trata de un sistema que divide a las personas en 4 categorías: invierno, verano, primavera y otoño; en base a su color natural de ojos, cabello y piel. De esta manera, quedan agrupadas ciertas características en la paleta de colores de las personas, que determinan los colores que les sientan bien y los que no.

Las cuatro categorías, a su vez se pueden dividir en personas con paleta fría y personas con paleta cálida.


Los fríos

Las dos estaciones que pertenecen a este subgrupo son invierno y verano. ¿Cómo podemos darnos cuenta si una persona es fría? Una manera rápida de verificar es el tono de piel. El de una persona con tendencia a colores fríos es más azulado o rosa.



Colorimetría Invierno



Las personas invierno, tiene un alto contraste entre ojos, piel y cabello y sus colores son muy saturados. Una clara representante de este grupo, es Anne Hathaway. Los colores que van a armonizar a una persona de esta categoría son saturados, intensos y brillantes, como el blanco, el negro, el azul eléctrico, rojo o fucsia. Por otro lado, van a tener que evitar colores naranjas, dorados, marrones y beiges. La joyería deberían elegirla plateada, ya que es un tono más frío.



Colorimetría Verano



Las chicas verano tienen bajo contraste en su paleta natural, un claro ejemplo de esto es la actriz Gwyneth Paltrow. Los colores que le quedan bien, van a ser desaturados, pasteles. Por el contrario, colores vibrantes y brillantes como el amarillo, van a desarmonizar su condición natural de saturación baja y clara.




Los cálidos


Las dos estaciones que vamos a catalogar como cálidas, son el otoño y la primavera. Se trata de personas cuyo tono de piel tiende al amarillo o dorado, y muchas veces lo podemos ver a simple vista. Suelen ser de fácil bronceado, logrando colores dorados hermosos y envidiables.



Colorimetría Otoño




Nuestra abanderada otoñal, es Eva Longoria. Poseen su paleta natural bien saturada e intensa, pero con contraste bajo entre cabello, piel y color de ojos. Los colores ideales para la mujer otoño, van a ser intensos como verde botella, amarillos y anaranjados.



Colorimetría Primavera



Nuestra mujer primavera es Jennifer Aniston, cálida y con tendencia al dorado. Colores como marrón, durazno y amarillos pastel son perfectos para este grupo de mujeres. Se deben evitar los colores fríos siempre.



El asesoramiento de imagen